Sobre la Dieta BARF


guauu_slider_dieta-barf1-1170x268
Ésta vez me toca hablar sobre la actualmente popular “Dieta Barf”, para mí, la única manera correcta de alimentar a un perro.
Consiste en suministrar el tipo de alimentación biologicamente más apropiada para la naturaleza canina. Es decir, en su amplía mayoría el aporte será carne, tanto magra como con huesos, un pequeño aporte de vegetales y frutas, y algunos otros complementos varios que detallaremos más abajo.

aa

Ingredientes que componen un pienso común.

En cuanto al pienso, como bien sabéis, en su mayoría está compuesto por cereales (aprox. el 90% de todos los piensos del mercado), alimento que como buen carnívoro que es, nuestro perro no necesita ,y que en muchos casos puede llegar a ser dañino para su organismo (la mayoría de las veces plasmado en forma de alergias). No olvidándonos de los subproductos cárnicos, harinas, colorantes, saborizantes, que obviamente no son lo mejor que podemos suministrar.
Sin embargo, siguiendo una correcta dieta carnívora, y una dósis regular y proporcionada de ejercicio, veréis como podéis conseguir un estupendo físico y un envidiable estado de salud en vuestro perro.


CARNES A SUMINISTRAR

Presa Canario de Gustavo Allen 17 meses
Presa Canario disfrutando de su dieta carnívora. Propiedad de Gustavo Allen.

En general, la clave es algo similar a nuestra alimentación como humanos, y es la variedad. Es por éso que están permitidas practicamente todas las carnes que se os ocurran, siempre y cuando sean huesos carnosos, carne magra (crudo). Hay que tener en cuenta también sus valores nutricionales a la hora de perder o ganar peso, cantidad de grasa, de proteínas, etc.
Algunas carnes, como lo son el cerdo y el conejo, pueden conllevar cierto riesgo pues existe la posibilidad de ser portadores de la enfermedad de Aujesky (transferible al perro), pero nada como para alarmarse.

 

 

Os podréis hacer una idea de los valores nutricionales de cada alimento con el siguiente gráfico:

aaaComo ejemplo de las piezas y/o cortes más utilizados estarían:

– Cuellos de pollo
– Corazones de vaca
– Carcasas de pollo
– Cuellos de pavo
– Conejo
– Alitas
– Pechugas de pollo
– Babilla de ternera
– Cordero,
– Patas de cerdo …

También es adecuado aportar de vez en cuando alguna pieza de pescado, eso sí, que no contenga espinas y a ser posible que no provenga de piscifactorias (pues se alimentan a base de piensos de engorde)

Mucha gente es reacia aún a éste tipo de alimentación, piensan que podría ser peligrosa por tratarse de comida en crudo. Argumentan que así es posible que la carne contenga bacterias o microbios perjudiciales y que el perro pueda ser intoxicado. Es por éso que debemos hacernos con carne para consumo humano prioritariamente, o carne de buena calidad.
En cuanto a las bacterias, decir que el sistema digestivo de un perro sano posee un pH mucho más ácido que un ser humano y un tracto intestinal más corto, lo cual hacen el cuerpo de nuestro animal y lugar hostil para posibles bacterias indeseadas.

de MAtias Bernadelli dogos
Un perro sano y acostumbrado a la dieta cruda desde cachorro estará preparado para luchar contra casi cualquier tipo de bacteria que pase por su organismo.

Pero es más, aún si la carne estuviese en un estado de ligera descomposición, hay perros acostumbrados a una dieta cruda desde los primeros momentos de su vida, y su sistema digestivo es apto para digerir ése tipo de carne que para cualquier humano podría ser mortal.
No es lo adecuado, es cierto, pero si está preparado no le sucederá nada importante.

También argumentan que los huesos pueden ser peligrosos por el riesgo de astillamiento y posterior perforación en el intestino del can. Decir que los huesos serán peligrosos si se cocinan. A altas temperaturas pierden el colágeno, que es lo que mantiene la “elasticidad” en ellos, y la posibilidad de astillamiento se multiplica.
Si sólo se proporcionara carne sin huesos ni cartílago se estaría dejando de aportar el calcio tan necesario para el crecimiento esquelético. Además, una de las mejores maneras de evitar el sarro y el mal aliento, es la dieta cruda en general, y los huesos carnosos en particular.
En cuanto a las vísceras, hay que darlas con moderación. Los órganos que sirven al cuerpo de la presa como “filtros“, o los que trabajan con hormonas (hígado, pancreas, riñones…) pueden contener restos de anabolizantes y antibióticos, y no es recomendable un aporte abusivo.

Dieta-Barf-para-perros
VEGETALES

Hay que mencionar que la cantidad o proporción de vegetales aportados en ésta dieta es muy baja, (entorno a un 10%).  Se pueden suministrar tanto crudos y enteros, como en puré y/o ligeramente hervidos (menos de 3 minutos). Pueden ser:

– Calabaza
– Brócoli
– Espinacas
– Zanahoria
– Lechuga
– Ajo (un diente por semana aprox.)
– Manzana
– Plátano
– Etc …

En cuanto a la cebolla, se conoce que no es un alimento adecuado para los perros pero, tampoco hay que alarmarse pues, se necesita una alta cantidad de éstas para que el perro se intoxique. Se estima que entorno a 150 grs diarios para un perro de 25 kilos. También el chocolate, el café o la sal pueden llegar a ser dañinos para nuestro can, pero también depende de la proporción. Bastará con no suministrarlo.

COMPLEMENTOS

Además de la carne cruda y los vegetales, es altamente recomendable aportar algún que otro suplemento de vez en cuando, cómo pueden ser:

Cáscara de huevo molida.

Cáscara de huevo molida.

– Yogur natural desnatado sin azucar
– Queso fresco
– Kéfir
– Jalea real o polen
– Huevo crudo
– Cáscara de huevo molida
– Aceite de pescado
– Aceite de Krill
– Aceite de hígado de bacalao
– Etc…

 

Aportar leche en general, no es de mi agrado. Los perros sólo aprovechan la leche hasta los 6 meses, casi siempre si es de perra y no de otras especies. Por tanto sospecho que fuera de esta edad puede producir más mal que bien.

CANTIDADES

Un arcón congelador nos será de gran ayuda para congelar porciones para un buen tiempo.

Un arcón congelador nos será de gran ayuda para congelar porciones para un buen tiempo. Prop. de Willie Childress.

Se estima que la cantidad que se les debe aportar es entorno al 2% de su peso ideal (que no tiene porqué ser el peso actual del perro). Dentro de éste porcentaje habría que desglosar que el 1’2% del peso del perro habría que suministrarlo en huesos carnosos, el 0’6% en carne magra, y el 0,2% en fruta, verdura, y algún que otro aporte puntual.
Obviamente, todo dependerá también de la actividad física del perro, la edad, si es hembra lactante, si es un perro de alto rendimiento continuado, si hace frío o calor, o cualquier otra circunstancia excepcional.
Es importante suministrar el alimento (repartido en las tomas necesarias dependiendo de la edad) siempre en el mismo sitio de la casa, y además lo ideal es dar la comida en el exterior, para así no incomodarnos con posibles insectos o malos olores. Además, si es posible darla en el mismo suelo (siempre y cuando no esté sucio), así el perro lidiará con un mayor número de bacterias desde joven y su sistema inmunológico se irá fortaleciendo.
Mucha gente se “agobia” cuando oye hablar de la dieta cruda. Quieren ponerla en práctica pero se sienten inseguros de no estar dando lo suficiente a su perro, la calidad adecuada, etc. Al contrario de lo que piensan, es tan fácil o tan difícil de realizar como uno se lo plantée.
Para los que no se quieren complicar demasiado, sólo hace falta medir al perro “a ojo”, ver el ejercicio que es capaz de hacer con cada edad y aportar la comida aproximada. Si ves que engorda, bajas la toma y si pierde peso, la subes. En un símil, sería como alimentar a un hijo , ¿o acaso para ellos se necesitan tablas de proporción en condiciones normales? .
En otro nivel estarían aquellos capaces de aprovechar la alimentación cruda siendo eficientes al 100%, ajustando las dósis al máximo para llevar al perro a un peso óptimo de competición. En ése momento entrará en juego el famoso refrán: “Cada maestrillo tiene su librillo”, y cada perro será un mundo. Con la experiencia ésa medida a “ojo” será más precisa y se podrán intuir las cantidades casi exactas en referencia al peso del perro.

CONSEJOS

El almidón de los cereales, que contienen los piensos, en la digestión se convierte en gases que acaban dilatando y/o torciendo el estómago. Si no se opera de urgencia, en unas horas el perro morirá.

El almidón de los cereales, que contienen los piensos, en la digestión se convierte en gases que acaban dilatando y/o torciendo el estómago. Si no se opera de urgencia, en unas horas el perro morirá.

En cuanto a mezclar comida procesada y comida natural, decir que estoy totalmente en contra, pues tienen tiempos de digestión diferentes y pueden producir desde desórdenes intestinales y estomacales hasta torsión de estómago, que cómo sabéis es letal para el perro si no se trata a tiempo.

Para aquellos perros que no acostumbran a masticar correctamente, es recomendable sujetar nosotros mismos la carne para que no lo engulla rapidamente, si no que mastique pequeños pedazos. Los perros deben tener su tiempo para comer. Nada de tener un cuenco con comida durante el día entero (inapropiado en el caso de carne cruda). 15 o 20 minutos serán más que suficientes para que nuestro amigo se sacie.

 

Para completar un proceso responsable es muy importante también, controlar el peso, el pelaje y el ánimo, además de los valores de sangre y orina periodicamente.

de Bulln´roll Minibull

La carne picada con un huevo crudo puede ser un gran inicio en la dieta cruda, tanto para cachorros como para adultos. Prop. de Bulln´roll Minibull.

DIETA DE TRANSICIÓN

En el caso de que un perro sea ya joven o adulto y nunca haya tomado éste tipo de dieta, pero estás decidid@ a comenzar con ella, necesitas una dieta intermedia o de transición. Es decir, iremos poco a poco. Al principio puedes hervir las carnes un máximo de 3 minutos, y así morirán algunas bacterias que pueden provocar daños en tu perro (sobretodo diarreas). Éstas podrían aparecer pues el perro no tiene un sistema inmunológico desarrollado, por la falta de enzimas, ni una rica flora intestinal, producto de una dieta exclusiva con comida procesada. Así que 3 minutos serán suficientes para cocer la carne sin llegar a esterilizarla y desnaturalizarla. La clave será componer una dieta más blanda para un cuerpo que aún no está preparado pero que queden las bacterias suficientes para componer una flora intestinal sana y eficiente en tu perro. Así, más adelante suministrar sólo carne cruda sin que él/ella corra riesgos.

 

 MEJORAS POR LA DIETA

Dogos argentinos de Matias Bernadelli degustando de unas manos de cerdo.

Dogos argentinos degustando unas patas de cerdo. Prop. de Matías Bernadelli.

Al cambiar la alimentación será fácil observar mejoras perceptibles como:

– Ahora el comer será un placer. Antes era cuestión de pura supervivencia.
– Las heces serán más compactas, rígidas y apenas olerán.
Mejorarán las alergias, ya que muchas de ellas las provocan la gran cantidad de cereales que ingieren con la comida procesada.
– Los huesos carnosos hacen que los dientes se mantengan limpios, así te evitarás limpiezas bucales, y demás productos relacionados con el sarro.
– Además, puedes conocer sin lugar a dudas lo que tu perro va a comer. El origen de la carne, la frescura de los vegetales, etc.
– Necesitarán beber menos agua, ya que mucha va incorporada en el resto de la dieta, no como en los productos industriales secos (piensos).
– En general, el perro tiene más vitalidad, mejor salud y muy importante, es más feliz comiendo lo que dicta su naturaleza.

De vez en cuando un gran hueso carnoso hará las veces tanto de alimento como de juego. Prop. de José Manuel Lorenzo.

De vez en cuando un gran hueso carnoso hará las veces tanto de alimento como de juego.
Prop. de José Manuel Lorenzo.

Como conclusión deciros que, no hay que tener miedo a la hora de embarcarse en éste nuevo método, solo hay que organizarse pero se aprende rápido. Es mucho más gratificante y además igual o más económico que el pienso, solo hay que encontrar carnes y vegetales más baratos. De ésta manera estarán comiendo calidad, sabiendo lo que le das y también te ahorrarás un dinero en limpiezas dentales, desparasitaciones, etc. Ésto será el primer paso, que junto con la genética y el ejercicio, harán que tengas un perro al 100% de sus capacidades.

 

 

Ojalá entre todos nos libremos de tantos mitos, leyendas y engaños que la cinofilia desgraciadamente arrastra.

 

ENLACES DE INTERÉS

Para adentrarse más en la Dieta Barf, pulsa aquí.

Para conocer más sobre enfermedades dentales, y cómo afecta una mala alimentación en la boca de nuestros amigos de cuatro patas, pulsa aquí.

Imágen portada:  http://www.guauu.com.co

Por Antonio Fernández.

Anuncios

2 pensamientos en “Sobre la Dieta BARF

  1. Lo siento Meli, de hecho lo tenía pendiente el comunicarme contigo para el pertinente permiso, pero entre unas cosas y otras se me pasó. Lo siento mucho, pero no te preocupes que la borro.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s